Decía Albert Einstein hace décadas que “tienes que aprender las reglas del juego y después jugar mejor que nadie”, y esa es precisamente una de las moralejas que podemos extraer de la pandemia del coronavirus, donde la capacidad de adaptación de muchas empresas ha sido la clave de su supervivencia e incluso de su éxito. El COVID-19 nos ha enseñado a ser más precavidos, más limpios, más responsables y, sobre todo, más digitales, proporcionándole un fuerte impulso al proceso de transformación digital en el que ya estaba inmerso el sector de la automoción.

Más concretamente, desde la Fundación SERES señalan que el porcentaje de empresas españolas que ha iniciado un proceso de transformación digital se sitúa entre el 40 y el 45%. En este contexto, en iDocCar ofrecemos una herramienta de gestión de procesos que permite la transformación de los procesos manuales de los concesionarios en procesos gestionados por expedientes y tareas automatizadas. Nuestros clientes son de lo más variopinto, incluyendo grandes fabricantes de automóviles como Kia, Toyota, Porsche, Hyundai, Mercedes-Benz, Land Rover o el Grupo Volkswagen, y hoy queremos contarte de primera mano la experiencia de cliente de uno de ellos.

Toyota e iDocCar: un caso de éxito

Cualquiera que conozca Toyota sabrá que es una empresa realmente comprometida con la filosofía Kaizen, que en japonés significa “cambio para mejorar” o “mejoramiento”. En otras palabras, se trata de una estrategia o metodología de calidad en la empresa y en el trabajo, tanto individual como colectivo, basada en la mejora continua. Esa es precisamente la razón por la cual Toyota es uno de los grandes clientes del producto de iDocCar, ya que les permite estandarizar los procesos de gestión para que todos los miembros de la compañía trabajen de manera homogénea. Gracias a la estandarización de los procesos, Toyota puede definir de manera clara, sencilla y sin desviaciones el proceso adaptado a todos los tipos de venta. Y lo mejor de todo, puede hacerlo en toda su red, ya que el software se integra perfectamente con su configurador (TESCAR). Para ir un paso más allá, actualmente se está trabajando en la integración con Toshico – a día de hoy también está integrado con VIA FIRMA, la solución de firma electrónica.

Dadas las amplias posibilidades que brinda nuestra herramienta de organización digital , Toyota ha podido estandarizar muchos otros procesos asociados a la vida útil de un vehículo, desde la impresión y emisión de documentos como el contrato de compraventa, hasta los albaranes de componentes o las hojas de pedidos. Todo ello ha permitido a la compañía nipona ahorrar mucho tiempo y dinero en los procesos, así como ser más respetuosa con el medio ambiente, una estrategia que va en consonancia con su gama de vehículos híbridos. Por poner algunos ejemplos, iDocCar ha permitido a Toyota la supresión de la documentación en papel, ha evitado la gestión manual de los expedientes y ha permitido que los responsables de las diferentes áreas tengan conocimiento del estado del negocio en tiempo real.

Y para reafirmar nuestro compromiso con las normas de higiene y seguridad frente al COVID-19, hemos de recordar que el empleo de esta herramienta de gestión de procesos también permite a los concesionarios oficiales Toyota respetar las reglas de distanciamiento social, al reducir al mínimo las necesidades de desplazamiento o contacto físico, mientras que se agilizan todos los procesos. En definitiva, una gran herramienta para acelerar la estrategia de digitalización de Toyota, una marca que ha logrado anticiparse a las nuevas exigencias del mercado y está más y mejor preparada para afrontar el desafío que supone el contexto social actual y las necesidades del sector.

¿Qué ventajas te ofrece iDocCar?

Nuestro gestor digital de procesos optimiza, estandariza y digitaliza todos los procesos asociados a la vida útil de un automóvil para que tú sólo tengas que preocuparte de lo importante: aportar valor a tus clientes. El software transforma los procesos manuales en procesos digitales, permitiendo a los concesionarios cumplir con las nuevas normas de higiene y distanciamiento social, además de beneficiarse de otras ventajas como son la digitalización de los documentos, la mejora en los tiempos de gestión, el ahorro o la reducción del impacto medioambiental.

Como se trata de una solución en la nube en modo SaaS (Software as a Service), facilita el desarrollo del trabajo en remoto, ya que tanto los empleados como los clientes pueden acceder a toda la información en tiempo real desde cualquier dispositivo. Esto es especialmente relevante en la actualidad, donde el teletrabajo y la economía tienen un peso notorio en el sector del automóvil. Por esta razón, iDocCar incluye usuarios ilimitados y es compatible con los principales gestores documentales del mercado.

Ponen la guinda del pastel las dos últimas incorporaciones a nuestro software: iDocCar SIGN e iDocCar SCAN, dos productos con los que clientes y trabajadores pueden reducir aún más el contacto personal y agilizar los trámites de compra y venta del coche. iDocCar SIGN permite la firma digital de documentos asociados al expediente, facilitando la firma de los contratos de compraventa de manera digital, con plenas garantías legales y de seguridad. Por su parte, iDocCar SCAN permite a los trabajadores y clientes escanear y subir archivos al expediente desde cualquier localización, evitando con ello los desplazamientos innecesarios, el intercambio de documentación y el contacto físico.

En iDocCar queremos ayudarte en la transformación digital de tus concesionarios. Ahora que ya conoces un caso de éxito como el de Toyota, ¿a qué esperas para apostar por la digitalización con nosotros?