La digitalización del sector pasa por buscar la constante optimización de procesos para adaptarse a la demanda de los usuarios.

- Miguel Morenés

Desde inicios del siglo actual estamos viviendo un acelerado proceso de transformación digital  en todos los ámbitos. Hacer la compra online, firmar documentos en la nube, una conectividad prácticamente total en nuestros vehículos, trabajar desde casa… Si a nuestros padres y abuelos les hubieran contado que todo esto sería posible, pocos lo hubieran creído hace tan solo un puñado de décadas.

Sin apenas darnos cuenta nos hemos metido de lleno en la tercera revolución tecnológica de la historia, y teniendo en cuenta los tiempos que corren, donde la competitividad, la economía y la salud se han convertido en factores clave para las organizaciones, resulta indispensable apostar por la digitalización del sector de la automoción para mantener el liderazgo de la industria.

La conectividad, los cada vez más avanzados dispositivos móviles y los medios sociales están dando lugar a un tipo de consumidores cada vez más abiertos a aceptar otro tipo de modelos de negocio y servicios, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de las empresas y facilitando oportunidades para introducir tanto mejoras en materia de digitalización como la creación de productos innovadores.

La digitalización del sector de la automoción se caracteriza por la búsqueda constante de la optimización de procesos y la innovación para adaptarse a la demanda de los usuarios. Sin embargo, no todo el mundo tiene claro cómo implantar estas mejoras tecnológicas, así que vamos a facilitarte algunas herramientas que te permitirán alcanzar el nivel de competitividad necesaria para moverte como pez en el agua en el mercado actual.

Newsletter con novedades

Las newsletters no son nada nuevo en materia de digitalización, pero es cierto que en los últimos años han ganado cada vez más relevancia en la estrategia digital de las marcas, convirtiéndose en una herramienta de comunicación obligada dentro del sector de la automoción.

Una newsletter es una publicación digital que se distribuye con una determinada periodicidad a través del correo electrónico a los suscriptores. Es importante acertar con dicha periodicidad y con el contenido que integramos en la newsletter, ya que no debemos dejar desinformado al cliente, pero tampoco bombardearle con información constante.

En la newsletter podemos incluir productos y servicios novedosos, mejoras de la organización o cualquier otra información relevante para el usuario, aprovechando para incluir alguna oferta o CTA (Call to action) hacia el contenido al que queramos dar mayor visibilidad, pues son el canal ideal para hacer llegar a los usuarios promociones especiales.

Su principal ventaja es que los usuarios que reciben este tipo de comunicaciones son suscriptores que han mostrado un interés previo en la organización y han aceptado recibir esta información. Además, tienen un bajo coste y nos permiten mantener un vínculo continuo con los clientes, resultando una excelente herramienta de fidelización.

Catálogos digitales

Los catálogos digitales son publicaciones realizadas para verse en dispositivos digitales, ya sea un ordenador, un móvil o una tableta. En el sector de la automoción son especialmente relevantes, ya que permiten a los usuarios conocer toda la información acerca de un determinado producto o empresa desde cualquier rincón del planeta, en cualquier momento.

Pensemos en el catálogo de un coche. Antes teníamos que acudir al concesionario y llevárnoslo en papel, o pedir que nos lo enviasen a casa al cabo de unos días, con las desventajas que ello suponía en tiempo para el usuario y en costes para la compañía; por no hablar de la rapidez con la que la información se quedaba obsoleta en materia de precios, equipamiento y mejoras.

A día de hoy, la digitalización nos brinda la posibilidad de ofrecer ese mismo catálogo en línea, con la opción de que los clientes o potenciales clientes puedan descargarlo y almacenarlo en sus dispositivos para consultarlo cuando y donde deseen. La adaptación de los catálogos a formato digital nos permite tener la información siempre actualizada sin apenas costes, ahorrándole tiempo a los usuarios y contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

Nuevos canales de atención al cliente

Como ya hemos visto, nos encontramos ante un mercado cada vez más tecnológico y exigente que requiere explotar al máximo nuestra capacidad de adaptación. Las nuevas tecnologías y la digitalización han cambiado los estilos de vida de los consumidores y el sector de la automoción necesita explorar nuevos canales de atención al cliente para mantener su competitividad.

Si bien la red de concesionarios sigue jugando un papel imprescindible, es importante desarrollar un plan de acciones comerciales y de atención al cliente en los diferentes soportes de comunicación que nos brinda la tecnología actual, los cuales deben de ser más amplios que nunca. No olvides que los usuarios del S. XXI están siempre conectados y muy bien informados, tengan la edad que tengan.

Ya no basta con tener un teléfono de atención al cliente, el elevado nivel de polarización entre los usuarios nos obliga a estar presentes en las redes sociales, a aprovechar las ventajas del email marketing y a implementar chats en las páginas web de las compañías para tratar de mantener un contacto cercano e inmediato con los usuarios.

En un entorno en el que todo está cada vez más conectado, el sector de la automoción no puede escaparse de una tendencia en auge como es la digitalización ¿A qué esperas para implementar todas estas mejoras en tu empresa?