El sector de la automoción está en constante evolución, especialmente en los últimos años, experimentando una profunda transformación digital que ha llevado a los concesionarios a replantearse toda su estrategia de marketing digital. No solo los hábitos de los consumidores han cambiado, también lo ha hecho todo el proceso de compra, y es que ahora el primer paso a la hora de adquirir un coche ya no es acudir al concesionario para verlo en persona y comparar precios.

Tal y como revela el estudio de Think with Google, en la actualidad han disminuido las visitas a los concesionarios, ya que el 92% de los compradores de coches buscan online antes de comprar. El cliente actual acude al concesionario completamente informado sobre lo que quiere y necesita, por ello, es fundamental ser competitivo en la era digital mediante la creación constante de contenido de interés que nos permita obtener un posicionamiento orgánico adecuado, lo que lograremos a través de una acertada estrategia SEO.

¿Qué es el SEO? ¿Para qué sirve?

El término SEO (Search Engine Optimization) se traduce como el posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda. En otras palabras, es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos -los que no son pagados- de los diferentes buscadores. Esencialmente, podemos decir que hay dos factores en los que se basa un motor de búsqueda para posicionar una página u otra: la autoridad (popularidad de una web) y la relevancia (relación de una página frente a una búsqueda dada).

En este sentido, el posicionamiento SEO es importante porque hace la página web del concesionario más útil tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda. En otras palabras, si los usuarios están buscando lo que el concesionario ofrece y la mejor manera de llegar a ellos es a través de un motor de búsqueda, una buena estrategia SEO permite al concesionario que los usuarios lo encuentren mediante búsquedas en las que su página web es relevante.

¿Cómo trabajo mi posicionamiento?

Contratar a un experto en SEO puede mejorar tu sitio web y ahorrarte tiempo, sin embargo, elaborar una buena estrategia SEO no es algo que no puedas hacer tú mismo con algo de información y los consejos adecuados. Si quieres mejorar tu posicionamiento:

  1. Crea un buyer adecuado al tipo de vehículo que vendes.
  2. Analiza qué tipo de búsquedas hacen tus clientes e identifica las mejores palabras para posicionar tu web. Para ello apóyate en herramientas como Google Trends.
  3. Analiza a tu competencia.
  4. Cuida tus imágenes, repara los enlaces rotos y fortalece tu contenido, que debe ser útil, original y creativo. Todo tu sitio web debe estar pensado para SEO.
  5. Completa las configuraciones específicas para llevar a cabo con éxito el posicionamiento en los buscadores web: metadescripción, personalización de URLs, favicon…
  6. Haz uso de vínculos internos, enlaces que van de una página a otra en tu sitio web.
  7. Analiza y mide tu estrategia SEO para poder optimizar y verificar el estado de tu sitio en los buscadores web. Puedes ayudarte de herramientas como Google Search Console.
  8. Lo más importante, sé paciente y ponle dedicación, no verás rápidamente los resultados por muy buena que sea tu estrategia de posicionamiento SEO.

Junto al posicionamiento SEO, otra de las claves para vender online en el sector de la automoción es combinar éste con una buena estrategia SEM, mediante la cual lograremos aparecen en los primeros puestos de buscadores como Google a través de anuncios.

Beneficios del posicionamiento SEO en el sector de la automoción

Elaborar una buena estrategia SEO puede ser desesperante en algunas ocasiones, ya que entran en juego muchos factores externos, no siempre se consiguen los objetivos esperados y los resultados son visibles a largo plazo, siendo necesaria una constante evolución de nuestra estrategia.

Pese a ello, los beneficios en el sector de la automoción de lograr un posicionamiento adecuado superan con creces los posibles inconvenientes, ya que:

  1. Lograrás un alto rendimiento de la inversión. Aparecer orgánicamente en un buscador no supone ningún coste más allá de la creación de un contenido de calidad y de los honorarios del profesional SEO (si lo tuvieses). Además, el coste es fijo, sin límite de tiempo y no depende del volumen de tráfico de la web del concesionario. Estarás promocionando la web sin descanso.
  2. El posicionamiento SEO es a largo plazo, por lo que una vez obtenido, si subes contenido optimizado periódicamente y realizas un pequeño mantenimiento, no perderás fácilmente tu puesto en los buscadores.
  3. Aumentará el tráfico objetivo, el que está buscando justamente lo que ofreces. Muchos usuarios no prestan atención a los anuncios de Google y los primeros tres resultados orgánicos de los buscadores acumulan más del 75% de los clics.
  4. Aumentarán las ventas o conversiones. La implementación de una buena estrategia SEO ayudará a optimizar la tasa de conversión del sitio web y contribuirá a aumentar las ventas del concesionario.
  5. Incrementarás la visibilidad de tu concesionario, ya que si ocupas las primeras posiciones de los buscadores y los usuarios tienen una buena impresión de tu marca, conseguirás aumentar tu branding. Con ello, también potenciarás la confianza de los usuarios en la marca, avanzando un paso más en la fidelización de los clientes (Enlace a: Cómo fidelizar a tus clientes con tu marca).
  6. Experimentarás mejoras en la usabilidad web, pues las acciones de optimización propias de la estrategia SEO facilitan la navegación de los usuarios y que realicen determinadas acciones en la web, como registrarse, descargar un catálogo o configurar un coche.

Como puedes ver, el posicionamiento SEO es clave para el sector de la automoción en la era digital ¿A qué esperas para empezar a trabajar tu estrategia SEO?

Leave a Reply