Hay quien dice que el mundo se ha vuelto loco. La tecnología avanza a pasos agigantados y, si bien todavía no se nos ha ido la cabeza, es innegable que vivimos en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. Esto obliga a las compañías que rivalizan en los diferentes mercados a una innovación y adaptación constante para seguir siendo competitivas y tener éxito en el cumplimiento de las necesidades de los clientes.

Además, nos ha tocado vivir una fuerte digitalización en la que emergen negocios disruptivos que rompen las barreras tradicionales entre sectores. Muchos productos se han convertido en servicios y hemos de ver la revolución digital como una oportunidad, pero también como una obligación. El cliente es cada vez más digital, posee más información, compara, busca mayor valor, desea una experiencia más satisfactoria y es cada vez más dependiente de las soluciones tecnológicas.

Debido a ello, las empresas tienen el reto de lograr su transformación digital  y crear una estrategia digital que les marque el camino de innovación que necesitan. La transformación digital en las empresas requiere revisar todos los procesos actuales para mejorar el modelo de negocio y potenciar el trabajo de sus diferentes áreas. Aquí es donde entra en juego la importancia de la gestión de procesos digital.

Veamos algunos ejemplos de cómo la gestión de procesos digital puede optimizar tu compañía.

  1. Visión global de la situación comercial

La gestión de procesos digital nos permite obtener una visión de la organización en su conjunto a través de sus procesos, a fin de alinearlos con la estrategia comercial definida. El objetivo último es ver el negocio como una cadena de procesos que tienen como punto de partida el cliente y, como destino, ese mismo cliente y su satisfacción.

A través de la creación de un mapa de procesos, que es la representación gráfica de la interrelación existente entre todos los procesos y subprocesos de la compañía, la gestión digital de procesos nos aporta una visión completa del negocio como un conjunto de procesos interrelacionados, orientados a la satisfacción de los clientes .

  1. Preservación documental

La gestión de procesos digital permite optimizar, estandarizar y digitalizar todos los procesos para incrementar la eficiencia y eliminar los errores manuales y la pérdida de documentos. Si toda la organización trabaja bajo los mismos condicionantes y requisitos, previamente definidos (filosofía ISO), se puede evitar cualquier pérdida del know-how y se garantiza la correcta auditoría de todos los procesos.

El uso de una correcta herramienta de gestión digital, que brinde el almacenaje en la nube y el acceso multidispositivo por parte de un amplio abanico de usuarios, facilita la transmisión de información entre departamentos y puede suponer ahorros de hasta el 80% de los tiempos de gestión. Gracias a ello se puede hacer un análisis tanto global como individual de todos ellos, abarcando a todos los departamentos implicados para hacer un seguimiento de las ventas, las tareas y los objetivos.

  1. Ahorro en costes de material

Otro de los grandes beneficios de la gestión digital de procesos es el importante ahorro que supone para la organización no solo en tiempo, sino también en materiales. Aprovechar las ventajas del Big Data permite tener toda la información almacenada en línea de manera transparente y segura, con acceso online y en tiempo real a todos los datos asociados a los expedientes.

Desde que un vehículo sale de fábrica, genera una cantidad ingente de procesos que se gestionan mayormente en papel, con los inconvenientes que ello conlleva no solo para el medio ambiente, sino también en costes directos e indirectos y en términos de errores, extravíos, ineficiencias… La digitalización nos permite trabajar sin papel, con gran agilidad y fomentando otros aspectos sociales como el teletrabajo, lo que a su vez ayuda a disminuir las necesidades de movilidad.

  1. Agilidad en la tramitación de la compraventa

Las herramientas de organización digitales integran toda la información entre departamentos y permiten el acceso online a los documentos de todas las personas implicadas en el proceso y con responsabilidad en la toma de decisiones, reduciendo al máximo los tiempos de búsqueda y gestión. En la digitalización de los procesos de venta de vehículos, a fin de que la apertura y el trabajo de los concesionarios no solo sean más seguros, sino también menos tediosos, se integran productos como iDocCar SIGN e iDocCar SCAN, con los que clientes y trabajadores pueden reducir el contacto personal y agilizar los trámites de compra y venta del coche.

  • iDocCar SIGNpermite la firma digital de documentos asociados al expediente, facilitando la firma de los contratos de compraventa de manera digital, con plenas garantías legales y de seguridad.
  • iDocCar SCANpermite a los empleados de la concesión escanear y subir archivos al expediente desde cualquier localización, evitando los desplazamientos innecesarios, el intercambio de documentación y el contacto físico.
  1. Facilidad para adherirse a las campañas de venta

La estandarización de los procesos de gestión permite que todos los miembros de la compañía trabajen de manera homogénea y puedan definir de manera clara, sencilla y sin desviaciones el proceso adaptado a todos los tipos de venta, con gran facilidad para adherirse a las campañas del fabricante. Productos como el de iDocCar incluyen usuarios ilimitados y, gracias nuestra arquitectura en Azure, es compatible con cualquier plataforma de almacenamiento, a fin de que todos los equipos tengan acceso a la nube, con conexión desde cualquier dispositivo.

 

No esperes más para adentrarte de lleno en la transformación digital, la gestión de procesos digital es la mejor manera de optimizar, estandarizar y digitalizar todos los procesos asociados a la vida útil de un vehículo.