Los problemas no son señales de alto, sino guías en el camino

- Robert Schuller

La crisis generada por la pandemia del COVID-19 ha golpeado fuerte a nuestra sociedad en múltiples aspectos, poniendo a prueba nuestra capacidad de adaptación. Sin apenas darnos cuenta, prácticamente de la noche a la mañana, hemos tenido que cambiar nuestra forma de saludarnos, de hacer la compra, de trabajar e incluso de relacionarnos con nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Esta pandemia ha impactado de lleno en distintas industrias del tejido empresarial español, que ahora se enfrenta al desafío de adaptarse rápidamente a las circunstancias actuales derivadas de la crisis del coronavirus. En este sentido, y en lo que concierne al sector de la automoción, tras el cierre temporal de numerosos establecimientos, los concesionarios de coches repartidos por todo el territorio nacional han reabierto sus puertas con estrictas medidas de higiene y seguridad, muchas de las cuales, han llegado para quedarse.

No cabe duda de la relevancia y el impacto de los concesionarios en la recuperación de la actividad en el sector, por lo que estos deben adaptarse de inmediato para garantizar la seguridad de sus dos principales activos, los trabajadores y los clientes, facilitando medidas de protección e higiene, así como fomentando la transformación digital y la digitalización de procesos para reducir el contacto presencial entre trabajadores y clientes.

Las medidas establecidas por el Real Decreto-ley 21/2020, del 9 de junio, incluyen medidas necesarias de ventilación, limpieza y desinfección, presencia de geles hidroalcohólicos, el uso de mascarillas, sistemas de protección y limitaciones de aforo. Por otra parte, el Protocolo de Prevención acordado por Faconauto, Anfac y Sernauto, consensuado con las organizaciones sindicales UGT y CC.OO, contempla adicionalmente una serie de medidas comunes como el control a la entrada y salida de los empleados, medidas de higiene personal, métodos de acceso a proveedores externos o gestión de espacios comunes, entre otros.

A estas medidas y recomendaciones, se suma el papel fundamental que tiene la digitalización en los procesos del concesionario para facilitar que se puedan cumplir las propuestas, estandarizando los procesos a través de una plataforma digital en la nube que facilita el acceso a los expedientes desde cualquier punto reduciendo el tiempo de permanencia en los concesionarios para el cumplimiento de trámites y el contacto entre trabajadores y clientes.

El empujón definitivo para la transformación digital en los concesionarios

Como decía Robert Schuller, “los problemas no son señales de alto, sino guías en el camino”, por lo que debemos mirar hacia el futuro para descubrir los efectos positivos que el COVID-19 ha traído a nuestras vidas. Uno de ellos es sin duda la aceleración de la tan necesaria transformación digital de la industria, que no solo va a permitir la estandarización y optimización de los procesos, si no que además, se ha convertido en pieza clave para facilitar el cumplimiento de las medidas establecidas ante la extraordinaria situación actual.

En este sentido, en iDocCar hemos desarrollado un gestor digital de procesos que facilita el cumplimiento de las nuevas normas de seguridad, al tiempo que mediante la transformación de los procesos manuales en procesos digitales permite a los concesionarios beneficiarse de otras ventajas como son la digitalización y gestión de los documentos, la mejora en los tiempos de gestión, el ahorro o la reducción en del impacto medio ambiental.

Además, al tratarse de una solución en la nube en modo SaaS (Software as a Service), facilita el desarrollo del trabajo en remoto ya que se puede acceder a toda la información en tiempo real desde cualquier dispositivo y en cualquier momento por parte de los trabajadores y clientes.

Esto es especialmente relevante dada la situación en la que nos encontramos, donde el teletrabajo y la economía tienen un peso muy relevante en el sector del automóvil. Precisamente esa es la razón por la que iDocCar incluye usuarios ilimitados y es compatible con los principales gestores documentales del mercado, de forma que toda la plantilla tenga acceso a la nube para poder conectarse desde cualquier dispositivo para mantenerse al día, incluso teletrabajando.

Como grandes novedades en la digitalización de los procesos de venta de vehículos, a fin de que la apertura y el trabajo de los concesionarios no solo sean más seguros, sino también menos tediosos, hemos desarrollado iDocCar SIGN e iDocCar SCAN, dos nuevos productos con los que clientes y trabajadores pueden reducir el contacto personal y agilizar los trámites de compra y venta del coche.

iDocCar SIGN permite la firma digital de documentos asociados al expediente, facilitando la firma de los contratos de compra-venta de manera digital, con plenas garantías legales y de seguridad.

iDocCar SCAN permite a los trabajadores y clientes escanear y subir archivos al expediente desde cualquier localización, evitando con ello los desplazamientos innecesarios, el intercambio de documentación y el contacto físico, protegiendo tanto a los empleados como a los clientes.

En iDocCar queremos acompañarte en el viaje de la transformación digital, la cual ha llegado para quedarse y hacerte la vida más sencilla. Te invitamos a descubrirla.