La revolución digital y la crisis generada por la pandemia del COVID-19 han hecho que vivamos en una época en la que no se recuerda con anterioridad una serie de cambios tan drásticos en el sector del automóvil. Estamos en un momento clave para la industria de la automoción en España, la cual supone el 10 % del PIB español y genera más de dos millones empleos directos e indirectos.

Si bien el gobierno ha aprobado un paquete de ayudas destinado a estimular la demanda, activar la producción en España y promover la sustitución de los vehículos más antiguos y contaminantes, los fabricantes de automóviles deben hacer un esfuerzo adicional por adaptarse a una nueva situación en la que la transformación digital y la digitalización de procesos serán claves para reforzar la red comercial.

La importancia de adaptarse a los cambios en la red comercial

Ante el panorama actual, el sector del automóvil busca incrementar la eficiencia económica, posibilitar el teletrabajo y cumplir con las medidas de higiene y seguridad tras el coronavirus. Los tiempos han cambiado y las empresas están dando sus primeros pasos en un mundo nuevo, una realidad que se adapta para satisfacer cada momento.

Ahora los productos, servicios e incluso el entorno de las personas son a medida, y la red comercial tiene el reto de satisfacer las necesidades de las personas en cada aspecto de sus vidas, forjando las mismas realidades en las que viven. En este contexto, la gestión de procesos digital otorga a los concesionarios unas capacidades excepcionales para mantener el pulso de las ventas.

No cabe discutir que la red comercial es crucial para la actividad del sector del automóvil, pero hemos de partir de la base de que la compra de un vehículo es una operación comercial que se realiza cada varios años, por lo que los concesionarios, en general, no suelen atraer un flujo de clientes estable.

Si a ello le sumamos que nunca antes en la historia de la humanidad ha habido una concentración de tecnología como la que vivimos desde hace años, los fabricantes y distribuidores de automóviles están viéndose obligados a reorganizar su modelo de negocio a todos los niveles para mantener la rentabilidad y lograr la consecución de los objetivos.

En este entorno hostil, es imprescindible encontrar herramientas de gestión de procesos que se adapten a las necesidades de cada concesionario, a fin de facilitar a la red comercial el mantenimiento de su relevancia característica. La pregunta es, ¿cómo podemos maximizar los resultados en la red?

Herramientas para maximizar los resultados en los concesionarios

El secreto para una gestión exitosa de la red comercial de concesionarios consiste en utilizar las herramientas adecuadas, por eso en iDocCar hemos desarrollado un producto que aúna todos los elementos clave para abordar la nueva situación laboral a la que nos enfrentamos; una forma eficiente, estandarizada e innovadora de ayudar a las empresas del sector de la automoción a gestionar los procesos asociados a la vida útil de un vehículo.

Pensemos que, desde que un vehículo sale de fábrica, genera una cantidad ingente de procesos que se gestionan mayormente en papel, con los inconvenientes que ello conlleva: errores, extravíos, ineficiencias, información difícil de gestionar, falta de comunicación entre departamentos, información limitada, falta de innovación…

La transformación de los procesos manuales en procesos gestionados digitalmente por expedientes y tareas automatizadas se traduce directamente en ahorros en tiempos y en costes indirectos, en un aumento de la eficiencia y una reducción del impacto medioambiental, estimulando la innovación y la mejora de los procesos con un coste que se limita al uso de la tecnología (solución SaaS).

Como toda la red comercial trabaja bajo los mismos condicionantes y requisitos previamente definidos por el cliente (filosofía ISO), se evita cualquier pérdida de know-how y se garantiza la correcta auditoría de todos los procesos. Además, el gestor digital de procesos de iDocCar integra la información entre departamentos y permite el acceso online a los documentos de todas las personas con responsabilidad en la toma de decisiones, reduciendo al máximo los tiempos de búsqueda y eliminando pérdidas documentales.

iDocCar es mucho más que un gestor documental ya que, mediante la definición previa de las etapas del proceso, exige a todos los perfiles involucrados (incluso proveedores y clientes) el cumplimiento de sus condiciones de manera íntegra. Además, incluye usuarios ilimitados y es compatible con los principales gestores documentales del mercado, de forma que toda la plantilla tiene acceso a la nube para poder conectarse desde cualquier dispositivo y mantenerse al día, incluso teletrabajando.

Todo ello permite a los concesionarios centrarse única y exclusivamente en su trabajo, facilitando la consecución de objetivos y maximización de los resultados, al tiempo que posibilita a la matriz tener el control de la situación comercial y la cuenta de resultados con acceso inmediato.

¿A qué esperas para probarlo?