iDocCar 2021 oportunidades automoción

El año que viene será el año de la digitalización en el sector de la automoción”.
En los últimos años están cambiando las tendencias en el sector del automóvil a pasos agigantados. Por una parte, la industria automovilística está experimentando una profunda transformación digital que se ha potenciado “gracias” a la pandemia del coronavirus. Las restricciones medioambientales europeas, las medidas de higiene y seguridad para hacer frente al COVID-19 y el apoyo del Gobierno a la digitalización del sector de la automoción han llevado a los fabricantes no solo a apostar por tecnologías y mecánicas más limpias, sino también a digitalizar los procesos de compraventa.

De otra parte, hemos de recordar que ahora nos enfrentamos a un perfil de comprador distinto al que estábamos habituados , un usuario que, por incertidumbre, poder adquisitivo y salud, ahora prefiere moverse en un vehículo particular, pero reduciendo lo máximo posible los desplazamientos y pagando por el uso. Si eres de los que hace unos años pensaban que sería imposible comprar un coche en 2021 a través de Internet o creías que el proceso de venta de un vehículo no podía ser mucho más breve por culpa de la burocracia y el papeleo, espérate a conocer lo que nos tiene preparado el próximo año.

La mano del Gobierno en la transformación digital

Si 2020 ha supuesto un punto de inflexión para la industria automotriz en materia de digitalización, 2021 será el año donde todas las propuestas y proyectos que hemos conocido se lleven a cabo gracias al conocido como ‘Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, hacia una movilidad Sostenible y Conectada’, un total de 21 medidas de diversa índole.

Su objetivo es impulsar una movilidad segura y sostenible en un contexto de cambios asociados a la descarbonización y la digitalización del sector de la automoción. El Plan se financiará con el apoyo de los fondos europeos para la recuperación, que constan de un presupuesto de 3.750 millones de euros y que se espera que lleguen a lo largo del primer semestre del próximo año.

La digitalización del sector de la automoción no es el futuro, es el presente

Algunos piensan que la transformación digital de la industria del automóvil es cosa del futuro, pero lo cierto es que hablamos de una realidad actual y numerosos datos lo respaldan. Claro ejemplo de ellos es el estudio de ‘Think with Google’, que revela que el 92% de los usuarios que van a comprar un coche buscan en Internet antes de adquirirlo. De este porcentaje, un 72% ven vídeos en línea y un 63% hacen búsquedas con su dispositivo móvil.

A la hora de comprar un coche en 2021, el cliente no acudirá al concesionario para ver el modelo en cuestión y comparar precios, sino que el canal digital será el gran favorito  para hacer la compra. Los datos del estudio de Google señalan que, el comprador medio de coches en España, visita 2,6 concesionarios antes de hacer su compra, pero habiendo investigado profundamente online con anterioridad.

Por otra parte, el informe ‘Brandwatch’ sobre la industria del automóvil en las redes sociales revela que el 38% de los consumidores consulta las plataformas sociales antes de comprar un coche, de ahí la necesidad de que la información obtenida a través de este tipo de canales digitales se incorpore cuanto antes al CRM de la empresa  para tener mayores oportunidades de venta. Como ves, la digitalización del sector de la automoción es el presente y permite a los concesionarios ofrecer una mayor comodidad y seguridad a los clientes, con una mayor eficiencia en todos los procesos .

¿Cómo vamos a comprar un coche en 2021?

Junto a los cambios en las tendencias de compra de los usuarios, hemos de tener en cuenta que la adopción de showrooms y presentaciones virtuales ha crecido debido a las medidas de distanciamiento social, y éstos ofrecen numerosas ventajas tanto para el cliente como para los fabricantes de automóviles. Según apunta la consultora McKinsey & Company, la función comercial (ventas y comercialización) representa alrededor del 30% de los costes de las compañías del sector, por lo que el futuro pasa por llevar el proceso de venta end-to-end hacia los canales online.

 

 

La digitalización del sector de la automoción facilita el uso de herramientas como videomarketing, la realidad virtual y la inteligencia artificial; ayuda a predecir las preferencias de los clientes, les ofrece sugerencias de compra, analiza de forma predictiva la planificación de la demanda y realiza una microsegmentación que permite incrementar la eficacia de las acciones de marketing. Hay que aprovechar que el proceso de investigación del consumidor se mueve cada vez más en línea, pero éste no quiere dejar de interactuar con los vehículos como lo haría en un concesionario, solo quiere que esa experiencia esté más cerca de casa. Parece evidente que, en un entorno en el que todo está cada vez más conectado, la industria del automóvil no puede escaparse de una tendencia en auge.

Como hemos visto, el 92% de los usuarios que van a comprar un coche en 2021 primero investigan en Internet. El siguiente paso es la compra y la entrega del vehículo sin salir de casa gracias a la digitalización del sector de la automoción ¿Vas a estar preparado?